sábado, 11 de febrero de 2012

Un poco de falta de oxigeno... inflamacion

Recientemente se ha hablado de la importancia de las tensiones de oxigeno en los diferentes tejidos; se ha identificado que en escenarios donde se reta al organismo a hipoxia la reaccion inflamatoria aumenta, con incrmenetos en interlequinas y leucocitosis, como en el caso de mal de las alturas, la reaccion inmunologica en casos de rechazo a trasplantes y hasta en la obesidad, donde la limitacion de oxigeno induce hiperplasia de adipocitos con adipoquinas que llevan a fenomenos de resistecia a la insulina.
Se considera que cuando hay alguna lesion independiente de la causa que la induzca, al haber un gradiente de oxigeno disminuido especialmente en los epitelios, sin embargo se pueden observr que existen condisiones inflamatorias en hipoxia (lesion pulmonar, colitis e infeccines bacterianas) y condisiones de hipoxia involucradas en inflamacion (edema pulmonar, cancer, transplantes y tejido adiposo).
La induccion en la linea mieloide de HIFalpha (factor de crecimiento inducible por la hipoxia) hace que estas puedan hacer un mejor metabolismo de ATP en hipoxia estimulando motilidad, migracion, produccion de citoquinas y actividad bactericida.
Pero el efecto visto en la inmunidad adaptativa es inverso y lleva a un alteracion en el TCR que por slteraciones de la homeostasis del calcio induce apoptosis, ademas induce un cambio del fenotipo Th1 a Th2 limitando la cantidad de IFNy, mientras de igual forma se induce la actividad de linfocitos T reguladores. Esto podria tener multiples implicaciones terapeuticas pues medidas que induzcan una mayor concentracion de HIF podria llevar a una mejor citotoxicidad por lineas mieloides, y si se lleva a cabo en la linea linfoide podria incluso modular la respuesta de enfermedades autoinmunes y la inflamacion cronica dependiente de linfocitos. referencias Eltzschig HK, Carmeliet P. Hypoxia and inflammation. N Engl J Med. 2011 Feb 17;364(7):656-65. Sica A, Melillo G, Varesio L. Hypoxia: a double-edged sword of immunity. J Mol Med (Berl). 2011 Jul;89(7):657-65.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada